Charlie Amarante: una voz de oro del merengue que no pudo contra el alcohol

0
46

Ynmaculada Cruz Hierro
Santo Domingo, RD

Las letras del merengue “Vagabundo”, que  el vocalista Charlie Amarante pegó en la década de los 80,  podrían, quizás, reflejar los últimos años de su vida, sumido en el vicio del alcohol y con un aspecto de indigente, en su natal Moca, provincia Espaillat.

“Déjenme vivir mi vida. Yo no soy malo con nadie. Que soy un borracho, que soy un perdido, que soy  mujeriego y soy un bandido. Yo vivo mi mundo, yo  soy vagabundo. Mi vida a nadie le importa ni el camino que llevo”, cantaba Charlie en el merengue  “Vagabundo”.

Charlie Amarante, cariñosamente “Chelo”, fue el cantante principal de la orquesta de Luis Ovalles, grabando temas como: “Palo bonito”, “Se fue la luz”, “La Fosforera”, “Se hunde el barco”, “La ley del embudo” y “El vagabundo”.

El vocalista falleció la noche del domingo producto de las complicaciones que generan con los años el consumo excesivo de alcohol.

+ Persona querida 
Charlie fue una persona muy querida por sus amigos. Incluso, Luis Ovalles confesó a periodistas de LISTÍN DIARIO que fue como un hermano un hijo para él, y que su muerte le embargaba una gran tristeza.

“Charlie fue un hermano para mí, él era parte de mi familia y vivió en mi casa por un tiempo, aunque estaba viviendo en Moca. Grabó conmigo todos los temas que tenían relevancia, yo lo prefería a él por su lealtad y calidad, fue el vocalista principal, siempre estaba conmigo”, expresó Ovalles.

“Chelo” recibió apoyo y atenciones médicas necesarias para ayudarlo a salir del vicio, pero sin muchos avances. Él no cooperaba.

Hace unos años, fue puesto en manos profesionales por parte de su primo Carlos Amarante Baret, quien lo llevó a un proceso de desintoxicación y luego lo empleó como seguridad de una escuela en Santo Domingo cuando era ministro de Educación (ejerció del 20 de julio de 2013 al 16 de agosto de 2016).