Gobierno recortó a 5 % la meta de crecimiento económico para 2019

0
50

El gobierno dominicano redujo su expectativa de crecimiento para este año a 5 %, según indica el documento Panorama Macroeconómico a septiembre 2019 que elaboran los ministerios de Economía, Planificación y Desarrollo y Hacienda, junto al Banco Central de la República Dominicana (BCRD).

La meta de desempeño del Producto Interno Bruto (PIB) para 2019 había sido estimada en 5.25 % a inicios de este año, por lo que el nuevo escenario supone una reducción de 0.25 puntos porcentuales. La actividad de la economía local ha mostrado cierto letargo en lo que va del año. De acuerdo a los datos preliminares del BCRD, el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) acumula un crecimiento de 4.7 % entre enero y julio, una importante desaceleración con respecto al 7.2 % que se registró para ese mismo lapso en 2018.

“En vista de las perspectivas, tanto en el contexto externo como en el doméstico, se espera que la economía dominicana registre una expansión real del producto interno bruto en torno al 5 % este año, similar a su ritmo potencial, la cual se mantendría en el mediano plazo”, indica el reporte trimestral.

Las autoridades han intentado medidas que reanimen a la economía, como la liberación y flexibilización de parte del encaje legal bancario, la porción que los bancos deben mantener obligatoriamente en reservas líquidas sin que pueda ser usada para préstamos u otros negocios. Con ello, se liberaron recursos por RD$34,364.6 millones para ser destinados a préstamos en varios sectores; sin embargo, al 19 de septiembre se había colocado un 55.7 % de ese monto, una menor velocidad de la que se esperaba.

Entre tanto, otra de las variables que el gobierno ajustó para este año fue la proyección de inflación, que se recortó hasta 3.5 % para el mes de diciembre, desde el 4 % que se estimaba al iniciar este año.

El precio promedio del barril petrolero también fue modificado en el Panorama Macroeconómico a septiembre 2019. El cálculo de las cuentas fiscales, de acuerdo a ese documento, sería a un estimado de US$57.8 el barril de crudo West Texas Intermediate, el referencial estadounidense. Antes del ajuste, el promedio proyectado era de US$60.5 el barril.