Peloteros se resisten a rebaja salarial de equipos; pero están atados por convenio

0
220

La última temporada que Erick Almonte jugó en la Liga Dominicana con las Águilas Cibaeñas pasó por el proceso de un bajón salarial, que hoy lo sorprende mucho más que cuando ocurrió unos años atrás.

El caso es que, Almonte, presidente de la Federación Nacional de Peloteros Profesionales (Fenapepro) vio cómo su último equipo con el que jugó en la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana (Lidom) le rebajaba un “55 por ciento” de su salario con respecto a la campaña anterior.

Es para asombrarse, pero ¡ya va! (como dice la muletilla venezolana) no es el único, esto es un hecho rutinario en la liga dominicana del que pocos o ningún pelotero se salva. Todos pasan por el mismo sacrificio.

De momento puede hacer poco. “Comenzamos en marzo -como presidente de Fenapepro- y encontramos un acuerdo laboral ya existente”, dijo Almonte.

En su condición de presidente, Almonte se dedicó ayer, por ejemplo, a atender varias llamadas de jugadores que pasaban por el procedimiento contractual con los distintos equipos de la liga. Algunos le señalaban que les querían hacer rebajas.

El caso es que el proceso es ilegal, según las leyes del Código de Trabajo de República Dominicana, que, quizás en teoría es inviolable, pero en la realidad sucede. Y este punto no lo plantea él, sino el doctor Heriberto Rivas, quien lo aseguró en el programa radial dominicano Grandes en los Deportes, donde se hizo público el tema, en su emisión de ayer. Allí el profesional aseguraba que tiene clientes en su carpeta.

¿Los nombres de sus protegidos? de momento declinó ofrecerlos ayer y guardó esa cuenta para hoy, pero sí dejó saber la cantidad de los demandantes. “Entre 8 y 10 peloteros de los diferentes equipos me han visitado”, ha dejado saber el lerado. “La situación aparenta ser sintomática en el sentido de que a una gran mayoría de ellos se les pretende violar sus derechos laborales”, señala el profesional.

Rivas refirió que son violados los principios V y VI del referido Código.

El caso puede terminar en los tribunales y aparentemente eso se sabrá hoy.

Peloteros reaccionan

Con razón o no, al menos por lo que será esta temporada, los peloteros están atados. Es que un acuerdo entre la Fenapepro y la Liga los encadena a la posiblidad de la reducción salarial, a la cual tienen derecho los seis equipos que conforman la Lidom.

Esa reducción puede alcanzar hasta un 30 por ciento. “Algunos peloteros se han acercado a abogados de manera individual”, señaló Almonte a DL. “Eso es un práctica normal de los equipos”, reconoce, “algo que se ha permitido hacer; todos los equipos están acostumbrados a eso”.

En la Lidom, sostiene Almonte, todos los peloteros “veteranos” cuando van llegando a sus últimos años padecen el fenómeno de la reducción.

Otros no tanto. Las Estrelas Orientales tendrán que preparar su cartera para mejorar el salario de Junior Lake, candidato a JMV la pasada campaña; lo mismo ocurrirá con los dos jugadores involucrados en cambio: el Jumbo Díaz y Jordany Valdespín. Díaz fue el cerrador estelar de las Estrellas y Valdespín, de los Toros del Este, el JMV de la pasada campaña. Ellos serán parte del grupo que saldrá contento luego de plantar su firma en el contrato.

El veterano Anderson Hernández, ahora también con las Estrellas, Audry Pérez, con los Leones del Escogido, con toda probabilidad suspiren de molestias cuando les toque firmar. Una fuente dijo que los Tigres del Licey le rebajarían una buena cifra a Juan Francisco.

Luego de la temporada

La Fenapepro por un lado y la Lidom por otro están en conversaciones, porque desde que concluya la estación que comienza el 12 de octubre, habrá que sentarse a la mesa a conversar sobre este tema. “Terminada la temporada, ahí se acaba el acuerdo entre la Liga y la Federación”, informó Erick Almonte. Muchas cosas cambiarán. “Como Federación hemos encontrado muchos puntos oscuros que benefician a los equipos” y no a los peloteros. De manera que para proteger a sus peloteros el presidente de la unión analiza con abogados y expertos “para elaborar un convenio que sea beneficioso para los peltoeros o esté en balance, pero que no solo beneficie solo a los dueños”.

Para avanzar ese nuevo acuerdo “comenzada la liga tendremos conversaciones y el próximo acuerdo será en 2020”, dijo.

El convenio es revisable cada cuatro años.