Los jugadores aceptan iniciar el 24 de julio

0
28

Nueva York

Atrás parecen haber que­dados varios meses de fa­llidas negociaciones y todo luce indicar que juga­dores y dueños de equipos salvarán la temporada co­rrespondiente a este año.

El influyente Sindicato de Jugadores le informó hoy a Major League Base­ball (MLB) que los pelo­teros se reportarán a los entrenamientos primave­rales el 1 de julio, con la expectativa de iniciar la temporada el día 24.

La noticia fue confirma­da por múltiples medios. MLB aún no ha oficializa­do las fechas.

La temporada consistirá de 60 partidos repartidos en 66 días. La campaña 2020 estaba pautada para iniciar el 26 de marzo, pe­ro el arranque fue atrasa­do por la pandemia del co­ronavirus.

El próximo paso para ambas partes será estable­cer un protocolo salubris­ta.

El visto bueno de los ju­gadores llegó después que la liga emitiera, de forma unilateral, un calendario de 60 juegos, su tempora­da más corta desde 1878. Esta ordenanza de la MLB se dio después de que el sindicato de peloteros re­chazó un acuerdo negocia­do por la misma cantidad de encuentros.

Luego de tres meses de negociaciones, la liga optó por ampararse en un pre­acuerdo establecido el pa­sado 26 de marzo, en el que podía ordenar un ca­lendario.

El Comisionado de Grandes Ligas y el Sindica­to de Jugadores se pusie­ron de acuerdo en lo rela­tivo al protocolo de salud que habrá durante la es­tación. Ahora MLB puede anunciar el calendario.Los propietarios de MLB vota­ron por unanimidad el lu­nes por la noche para que el comisionado Rob Man­fred imponga una tempo­rada. En un comunicado, Manfred había solicitado el lunes por la noche que los jugadores respondieran antes de las 5 p.m. ET para que la liga pueda proceder con la programación de esa temporada impuesta.

 SEPA MÁS

Estimaciones.

Conforme las proyec­ciones realizadas por los propietarios si jue­gan la campaña a puer­tas cerradas dejarían de ingresar unos 4 mil 100 millones de dólares so­lo por concepto de bole­tería, parqueos y ventas de productos en los es­tadios.