El Gran Premio de Azerbaiyán es aplazado a una fecha no precisada

0
36

El Gran Premio de Azerbaiyán, que debía desarrollarse en las calles de Bakú el 7 de junio, fue aplazado a una fecha no precisada debido a la pandemia del coronavirus, anunciaron este lunes los organizadores.

Esta carrera es la octava del Mundial de Fórmula 1 en ser aplazada o anulada y la temporada no comenzaría de esta forma antes del 14 de junio con el Gran Premio de Canadá en Montreal.

«El aplazamiento fue decidido tras conversaciones profundas con Formula 1 (el promotor de la F1), la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y el gobierno de la República de Azerbaiyán.

Es una consecuencia directa de la pandemia mundial del COVID-19 y la decisión se basa enteramente en los consejos de expertos que nos fueron suministradas por las autoridades competentes», señalan los organizadores en un comunicado. 

Hamilton denuncia irresponsabilidad El seis veces campeón mundial de Fórmula 1, Lewis Hamilton, denunció este lunes los comportamientos sociales «irresponsables y egoístas» de las personas que no respetan las consignas sanitarias frente a la pandemia del nuevo coronavirus. 

En un mensaje en Instagram, el piloto británico compartió su «tristeza» por «el número de muertes en el mundo». «No hay nada que podamos hacer, salvo aislarnos para evitar atraparlo y propagarlo», señaló. 

«Hay todavía gente que sale y que va a los bares, los clubes y a grandes aglomeraciones, lo que estimo totalmente irresponsable y egoísta», denunció. Lewis Hamilton, de 35 años, fue uno de los pocos pilotos en lamentar públicamente la decisión de los responsables de la Fórmula 1 de tratar de correr el Gran Premio de Australia el 15 de marzo.

Fue cancelado en el último momento tras largas deliberaciones. 

Hamilton se puso en autoaislamiento después de haber compartido un acto a principios de mes con el actor Idris Elba y con Sophie Gregoire-Trudeau, esposa del primer ministro canadiense, que dieron luego positivo por coronavirus. 

El sábado, el piloto inglés había anunciado que diecisiete días después de ese encuentro estaba sano, con «cero síntomas» y sin ningún problema.